[Imagen del logotipo de la compañía]

José Vasconcelos

Arriba Enlaces Comentarios Novedades Quienes Somos Buscar Servicios

Contenido José Vasconcelos Proyecto Biblioteca Sociedad de la Información

Fín de la Página

[Diplomado SPC]  [Documentos SPC]  [Foro Permanente SPC]  [Enlaces SPC]  [Enlaces] [Lo Nuevo]  [Materias de Estudio] [PRONAD-SIIA]  [SPCU]
 

Arriba Contenido José Vasconcelos Proyecto Biblioteca Sociedad de la Información

Tabla de Contenidos

  1. Proyecto para la Biblioteca de México José Vasconcelos
  2. Biblioteca de México José Vasconselos "La Ciudadela", Impulsa el desarrollo educativo y cultural
  3. La Biblioteca "José Vasconselos" cumple el Proyecto de Fomentar la Lectura: RTG
  4. Bienvenido a la Biblioteca Vasconcelos
  5. Biblioteca Vasconselos
  6. Un país lleno de bibliotecas
  7. La sorprendente biblioteca Vasconselos
  8. La megabiblioteca “José Vasconcelos” y la situación actual de las bibliotecas públicas de la ciudad de México
  9. Otros enlaces de interés relacionados

Biblioteca de México José Vasconselos "La Ciudadela",
Impulsa el desarrollo educativo y cultural

La más grande del país y una de las más importantes de Latinoamérica

Por Norma Martínez

Sala Fondo MéxicoLa Biblioteca de México José Vasconcelos tiene un representativo acervo e instalaciones para apoyar la generación de ideas, nutrir el conocimiento y desarrollar la enseñanza y comprensión los miembros de la comunidad.

Fue creada el 27 de noviembre de 1946 y declarada monumento histórico en 1931. Se distingue del resto de las bibliotecas públicas porque desde que la fundó José Vasconcelos proporcionó, además del servicio escolar, el préstamo de fondos conventuales del siglo XIX, material donado por grandes bibliómanos y coleccionistas particulares, recuerda Eduardo Lizalde, su director.

El edificio, conocido como la Ciudadela, fue ocupado por distintas instituciones: albergó a la Real Fábrica de Tabaco, fue prisión de José María Morelos y Pavón, depósito de armas y pólvora, taller de maestranza y armería, oficina de gobierno, almacén de medicinas de sanidad militar, entre otros usos. El lugar tiene veintiocho mil metros cuadrados —tres hectáreas— y actualmente ocupa dos kilómetros de libros.

El recinto cultural acogió a varias generaciones de estudiosos y en su haber han fungido como directores destacados mexicanos, como la doctora María Teresa Chávez Campomanes, pionera de la biblioteconomía en México y quien ocupó el cargo de responsable de la biblioteca, después de la muerte de su fundador Vasconcelos, hasta 1979.

Su actual director, el poeta Eduardo Lizalde nos comenta que en 1988, la Biblioteca fue remodelada completamente y distribuida en los diferentes patios para que el edificio funcionara como centro de cultura. Desde entonces proporciona talleres de lectura, de teatro, cine-club, servicio para invidentes y débiles visuales y lectura al aire libre. Las obras están distribuidas en cuatro secciones: Consulta, Colección General, Hemeroteca Histórica y la Bóveda del Fondo Reservado —que aloja aproximadamente veinticinco mil textos—, esta última adaptada hace dos años para que las grandes joyas bibliográficas —incluyendo el acervo del siglo XV al XX, así como los libros incunables— estuvieran con un clima, humedad y cuidado adecuados.

Fondo ReservadoEl Fondo Reservado resguarda grandes colecciones como la Carlos Basave y del Castillo, Felipe Teixidor, Joaquín García Icazbalceta, Palafox, Olavarría y Ferrari, Antonio Caso, Jesús Reyes Heroles y José Juan Tablada.

“Contiene temas de filosofía, literatura, ciencia, geografía, astronomía y arte. El préstamo se proporciona básicamente a investigadores y profesionales. Acuden miles de personas al servicio escolar y muy pocas al del Fondo Reservado donde los libros están en griego o en latín, material reservado a especialistas”.

Este Fondo se distingue de las demás bibliotecas públicas del país, pues cuenta con obras valiosas por su antigüedad, rareza, impresión, escasez, encuadernación y costo. Entre ellas se encuentran Caracciolus de Licio, de Robertus; Séneca, de Lucio Anneo; Antonio de Florencia, del mismo autor, y Agustín, también del mismo santo; entre otros volúmenes que abarcan del siglo XV en adelante.

La Sala Fondo México, sección creada por Jaime García Terrés (segundo director de la biblioteca), hospeda bibliografía sobre literatura, sociología, arte, geografía, ciencias y humanidades, entre otras áreas, en especial de nuestro país.

Eduardo Lizalde, director del acervo desde 1996, comentó que han dado estructura al sistema; catalogado y ordenado profesionalmente los volúmenes para poner en línea una buena cantidad tanto de libros del acervo escolar como del Fondo Reservado. Trabajamos en el terreno de la reorganización de la biblioteca, pero también en el de la informática y en la codificación y clasificación de materiales”.

La novedad tecnológica más representativa del lugar es su catálogo en línea, herramienta básica para la búsqueda y localización de libros en las diferentes salas de lectura. El sistema concentra varios puntos de acceso: autor, título y tema. Sus ventajas son el ahorro de tiempo y la precisión en la búsqueda.

Distingue también al centro cultural más grande de nuestro país y, posiblemente, de América Latina su revista Biblioteca de México, fundada en 1990 por García Terrés. La publicación tiene como propósito difundir escritos raros o desconocidos de los grandes autores, junto con colaboraciones de poetas, ensayistas y narradores contemporáneos.

En los últimos diez años la Biblioteca de México José Vasconcelos ha registrado aproximadamente veinticinco millones de usuarios, los cuales acuden a consultar libros o simplemente a trabajar en sus instalaciones.

Entre las reestructuraciones planeadas están la ampliación de la Sala Infantil. Los pequeños son atraídos por los más de ciento dieciocho talleres infantiles y ciclos de cine. Se reacondicionó la Sala para Invidentes y Débiles Visuales, en donde se cuenta con cubículos especiales para grabaciones y lecturas en voz alta, así como con más de mil trescientos tomos en braille.

Para Eduardo Lizalde el fomento a la lectura es un proceso muy lento. En la Biblioteca de México los usuarios normalmente acuden por los textos que requieren para sus trabajos pero son tentados por libros de novela, poesía o teatro, aunque esos temas no estén encomendados u obligados para sus tareas.[1]

La Biblioteca "José Vasconselos" cumple el Proyecto de Fomentar la Lectura: RTG

  • Corona el esfuerzo para ser un país más libre y más justo: Vicente Fox
  • Será el cerebro de la Red Nacional de Bibliotecas y fomentará la lectura

El Presidente Vicente Fox Quesada, al inaugurar la biblioteca “José Vasconcelos”, dijo que la obra es una página brillante de la historia cultural de México en el siglo XXI, y con la que los mexicanos coronan el esfuerzo por ser un país más libre y más justo.

El Jefe del Ejecutivo señaló que con la Biblioteca Vasconcelos se cumple el compromiso de su administración por modernizar el sistema nacional de bibliotecas, y con lo que apuntó que un pueblo que lee será la esperanza de un mundo mejor.

Resaltó que el edificio lleva el nombre de un ilustre mexicano que convirtió en realidad su sueño de llevar la lectura de los clásicos a la juventud mexicana convencido de que con las letras se tendrá  un México mejor.

Por su parte, el Secretario de Educación Pública, Reyes Tamez Guerra, orador en la ceremonia de inauguración, dijo que con la Biblioteca Vasconcelos se cumplen dos proyectos del Presidente Fox, fomentar la lectura y la creación del programa de acceso al acervo de las bibliotecas públicas a través del uso de las nuevas tecnologías.

Hizo notar el esfuerzo realizado durante los últimos cuatro años entre los gobiernos federal, estatal y municipal para fortalecer a las 7,010 bibliotecas públicas del país, lo que ha significado realizar una inversión de cinco mil millones de pesos, y que al final de la actual administración habrá una biblioteca en todos los municipios del país.

Tamez Guerra, mencionó que durante el gobierno del Presidente Fox se logró que la Red de Bibliotecas tenga 1,705 millones de libros a diferencia de los 250 millones que había al comenzar el sexenio.

 Para el fortalecimiento a las bibliotecas públicas dijo que se unieron esfuerzos entre los gobiernos estatal, federal y municipal, lo que significa un trabajo a favor de la formación de los niños y jóvenes, lo que constituye, dijo, una cambio fundamental en el sistema educativo nacional.

El funcionario también agradeció la donación de 40 millones de dólares por parte de la señora Melissa Gates, para el fortalecimiento de la tecnología de las bibliotecas del país.

A su vez, la presidenta del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, Sari Bermúdez, dijo que la Biblioteca Vasconcelos podrá ser consultada por el público en general a partir de su inauguración.

En la ceremonia asistieron la señora Marta Sahagún de Fox, el presidente de la Mesa Directiva de la Cámara de Diputados, Álvaro Elías Loredo, el escritor Eduardo Elizalde, miembros del gabinete presidencial, el cuerpo diplomático acreditado en nuestro país, así como líderes religiosos, entre otros.

A partir este miércoles 17 de mayo, la Biblioteca Vasconcelos funcionará como centro físico y virtual de consulta, lectura e investigación de los siete mil 200 recintos que este año integrarán la Red Nacional de Bibliotecas Públicas, además, servirá como enlace entre éstas y las del resto del mundo, lo que servirá para fortalecer los acervos de las bibliotecas estatales y municipales a través de modernos sistemas de conectividad.

El edificio que alberga la biblioteca se asienta sobre un terreno de 37 mil 692 metros cuadrados, con una construcción de 44 mil 186 metros cuadrados en cinco niveles, y cuenta con jardín botánico de 26 mil metros cuadrados; esta infraestructura cuenta con 750 lugares en computadoras conectadas a internet, y se estima que diariamente visiten este centro de 12 mil a 15 mil usuarios –de 4.5 a 5.5 millones de usuarios anualmente–; cuenta con dos plantas de acceso y tres de acervo y lectura, en las que el público tendrá a su disposición las áreas de publicaciones periódicas, consulta, generalidades, lenguas, laboratorio de idiomas, biblioteca juvenil, personas con capacidades especiales, humanidades y ciencias.

Entre los servicios del centro se encuentran la orientación al usuario a través de bibliotecarios, módulo de información y quioscos informativos; sistema automatizado de credencialización; catálogo en línea de acceso público; acceso a la estantería abierta y préstamo de libros en sala y a domicilio; 750 lugares con computadora de acceso público con servicios de internet en consulta gratuita y consulta electrónica a Enciclomedia; biblioteca infantil con consulta de libros en sala, consulta electrónica, juegos educativos y lectura en voz alta; biblioteca juvenil con libros en sala, consulta electrónica y área de lectura informal; fonoteca; librería Educal; auditorio, salas de conferencia, visitas guiadas y actividades culturales.

El horario de atención es: de lunes a viernes, de 8:00 a 21:00 horas; los sábados, de 10:00 a 21:00 horas, y los domingos, de 10:00 a 18:00 horas. Con la inauguración de la Biblioteca Vasconcelos –ubicada a un lado de la antigua estación de trenes de Buenavista– se inicia el desarrollo de su versión virtual en la dirección www.bibliotecavasconcelos.gob.mx.[2]

Bienvenido a la Biblioteca Vasconcelos

La Biblioteca Vasconcelos es la biblioteca pública central de México, cabeza de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas. Su organización y su funcionamiento están a cargo del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes, organismo del gobierno federal que coordina las políticas y los programas culturales del país.

Somos una institución que conjuga tradición y voluntad de innovación en beneficio de nuestros usuarios. Con sesenta años de historia y experiencia, iniciamos un tiempo de profundo cambio y renovación, con la vista en modelos y prácticas de vanguardia en el servicio público bibliotecario.

Al mismo tiempo, asumimos la misión fundamental de construir un moderno centro de servicios de apoyo para el resto de las bibliotecas públicas de la república mexicana. Proporcionamos soporte técnico y asesoría a la red informática, capacitación al personal, información bibliográfica y contenidos.

El centro de nuestras preocupaciones es el lector, principalmente el que acude a las bibliotecas públicas, al que buscamos brindar mayores posibilidades de lectura y de acceso a la información que necesita. Por ello, nuestro compromiso se extiende mucho más allá de los muros de nuestras instalaciones, para ofrecer servicios en beneficio de lectores situados en puntos remotos, con una clara vocación nacional.[3]

El nuevo edificio de la Biblioteca de México, biblioteca pública central del país, pretende constituirse en un centro de desarrollo de nuevos acervos y contenidos, con el apoyo de las tecnologías digitales de información, que permita mejorar sustancialmente la calidad del servicio de los espacios bibliotecarios pertenecientes a la Red Nacional de Bibliotecas Públicas.

Orientada al cumplimiento de su vocación como cabeza del sistema Bibliotecario público nacional, la Biblioteca Vasconcelos presenta el portal Ocenet, que mediante el empleo de las más altas tecnologías, permite integrar y ofrecer al público usuario atractivos recursos de información digital, como es el caso de diccionarios, enciclopedias, clásicos literarios, atlas, biografías, imágenes, cartografía, interactivos y recursos digitales conformados en cinco áreas informativas: Ocenet Administración, Ocenet Escolar, Ocenet Medicina y Salud, Ocenet Saber y Ocenet Universitas.

Asimismo, se ofrece el acceso a los portales "The Smithsonian Global Sound" que incluye una gran variedad de fuentes primarias invaluables y de difícil acceso en casas disqueras y bibliotecas públicas, como piezas musicales inéditas, fotografías, información biográfica de autores y ejecutantes, cartas y microfichas que enriquecen el trabajo de estudiantes e investigadores, y Libronauta que contiene más de 1000 libros digitales.

Con estos recursos, la Biblioteca Vasconcelos espera consolidar paulatinamente su misión de constituirse en una biblioteca moderna, con recursos tecnológicos de vanguardia, accesibles a los más amplios sectores de la población.[4]

Biblioteca José Vasconcelos

Zona: Santa María La Ribera
Metro: Buenavista Metrobús: Buenavista
Horario: Lunes a Viernes de 8:00 a 21:00 hrs. Sábado 10:00 a 21:00 hrs. Domingo: 10:00 a 18:00 hrs.

La Biblioteca José Vasconcelos forma parte de un proyecto que busca dotar a la zona centro - norte de la Ciudad de México de la infraestructura cultural que requiere para detonar un resurgimiento urbano que permita revertir la decadencia que por años tuvo esa zona. La construcción de la Biblioteca José Vasconcelos inició a raíz de un concurso internacional de Arquitectura en el que participaron 590 propuestas de despachos de alrededor del mundo. El proyecto ganador fue el del arquitecto mexicano Alberto Kalach quien conceptualizó a la biblioteca como una gran arca del conocimiento, dando prioridad a la flexibilidad de los espacios y al uso de nuevas tecnologías informáticas. La biblioteca fue recientemente concluida y alberga un acervo inicial de 500000 volúmenes repartidos en las estanterías de cristal que cuelgan de los cinco niveles del edificio. Además este centro bibliotecario posee una fonoteca, salones para conferencias y un auditorio con cupo para 520 personas. Un aspecto interesante de esta biblioteca es su jardín botánico, mismo que rodea y protege al edificio del ruido y crea un ambiente íntimo en las salas de lectura. Ese jardín botánico está próximo a inaugurarse y contará con más de 25000 m2 de jardines con especies vegetales características del Valle de México. Otros de los servicios con los que cuenta el edificio son cafetería, librería, espacio para exposiciones temporales así como más de 700 computadoras con acceso a internet. Junto a la Biblioteca José Vasconcelos se encuentra la Antigua Estación de Trenes de Buenavista, misma que tras años de abandono, está siendo acondicionada para funcionar como terminal del tren suburbano y de un posible tren bala que conectaría la Ciudad de México con Querétaro. Además se construye actualmente un centro comercial que albergará tiendas departamentales y varias salas de cine, lo que convertirá a este punto en uno de los nodos urbanos más importantes de la zona metropolitana.[5]

Un país lleno de bibliotecas

“La biblioteca complementa a la escuela; en muchos casos la sustituye y en todos los casos la supera”
José Vasconcelos

En esta foto, que fue tomada cerca de 1923, un grupo de niños estudian bajo la supervisión de un maestro en la biblioteca infantil que abrió la Secretaría de Educación Pública en sus locales de la calle de Argentina, en el centro histórico de la Ciudad de México. Sobre los anaqueles de libros se aprecia la decoración mural que realizó el pintor Carlos Mérida y la inscripción de un poema de la escritora chilena Gabriela Mistral sobre Caperucita Roja. En un mismo espacio los niños conviven con el conocimiento contenido en los libros y la inspiración convocada por las artes plásticas y literarias. Esta biblioteca sintetiza la utopía cultural de quien fuera ministro de Educación en México de 1920 a 1924: José Vasconcelos.

Según cifras oficiales, en 1920 había en todo México 70 bibliotecas. De éstas, tan sólo 39 eran públicas. Cuando José Vasconcelos asumió el cargo de ministro en la recién creada Secretaría de Educación Pública, bajo el gobierno de Álvaro Obregón, se propuso multiplicar las bibliotecas instalando por lo menos una de ellas en cada población mayor de tres mil habitantes.

El esfuerzo de creación de bibliotecas se realizó dentro del marco de la Campaña contra el Analfabetismo en la que participaron muchos intelectuales que colaboraron con el ministro. En enero de 1921 se creó la Dirección de Bibliotecas Populares y la dirigió Vicente Lombardo Toledano, que dependía del Departamento de Bibliotecas a cargo de Jaime Torres Bodet. En el primer semestre de ese año se abrieron en todo el país 165 pequeñas bibliotecas y se distribuyeron 13 mil volúmenes que se importaron mayoritariamente de España. Entre éstos había libros escolares, técnicos, novelas, enciclopedias y diccionarios. Numerosos establecimientos escolares de ciudades y pueblos solicitaban libros; pero también, y sobre todo, querían crear su propia biblioteca asociaciones obreras y mutualistas . Asimismo, los maestros misioneros que visitaban a los pueblos más recónditos del país llevaban una biblioteca ambulante, que en muchos casos viajaba en una caja de madera acarreada a lomo de mula.

El Departamento de Bibliotecas clasificó las bibliotecas en cinco categorías: públicas, obreras, escolares, diversas y circulantes. Se crearon cinco tipos de colecciones para enviar según las distintas necesidades. La más ambiciosa de estas colecciones tenía más de 100 ejemplares e incluía obras de aritmética, geometría, astronomía popular, física y química elementales, biología, agricultura, geografía e historia de México, libros de tecnología industrial, pequeñas industrias, pedagogía, obras literarias, sociológicas y filosóficas. Los títulos eran variados: entre ellos podemos mencionar los Evangelios, el Quijote, la Odisea, los Diálogos de Platón y las Cien mejores poesías mexicanas. También había una variedad de autores considerados por el ministro como indispensables para formar un espíritu humanista: Descartes, Kant, Bergson, Spencer, Darwin, Marx, Aristóteles, Eurípides, Platón, Marco Aurelio, San Agustín, Rodó, Lope de Vega, Alarcón, Calderón, Galdós, Rolland, Shakespeare, Voltaire, Rousseau, Goethe, Ibsen, Víctor Hugo, Andersen, Othón, Gutiérrez Nájera, Díaz Mirón y Nervo, entre otros. Además se contaba con una biblioteca especializada para niños con 164 títulos.

En los primeros meses de 1922 se empezaron a crear bibliotecas públicas y obreras en el Distrito Federal. Cada una de ellas se organizaba como un centro de cultura, donde se llevaban a cabo conferencias, lecturas y debates por lo menos una vez al mes. Muchas llevaban el nombre de algún escritor mexicano o hispanoamericano (por ejemplo la Biblioteca Gabriela Mistral). Estos locales se instalaron en barrios populares, así como en centros obreros de la capital y su periferia, y cada una contaba con una sección de libros para niños. En 1924 se inauguraron dos bibliotecas importantes: la Cervantes y la Iberoamericana (en el edificio de la SEP), esta última decorada con un mural de Roberto Montenegro.

José VasconcelosEl esfuerzo de la Secretaría de Educación rindió frutos: para 1924 se había incrementado el número de bibliotecas de todo tipo a cerca de dos mil y se habían repartido poco más de 200 mil libros. Los libros, considerados por el ministro Vasconcelos como los mejores vehículos del conocimiento, llegaron a zonas del país donde prácticamente no había ninguno y muchos niños pudieron beneficiarse de ellos. Esta acción educativa significó apenas el inicio del reconocimiento de la importancia de las bibliotecas para la educación de la población mexicana.

Leer comentarios Fuentes:

  • Fell, Claude , José Vasconcelos. Los años del águila (1920-1925), México, UNAM, 1989.
  • Los inicios del México contemporáneo. Fotografías Fondo Casasola, México, CNCA, FONCA, INAH, Casa de las imágenes, 1997.[6]

La sorprendente Biblioteca Vasconcelos

Por Cristina Pineda

Al levantar la vista, la capitalina Edith Jimenez, —de 14 anos de edad, estudiante de de secundaria— quedo sorprendida cuando vio sobre su cabeza el esqueleto de una ballena gris de 12 metros de largo. Su asombro aumento porque la osamenta, suspendida con cables de acero, parecía inmersa en un océano de libros, conformado por las estanterías colgantes de la nueva Biblioteca Vasconcelos (BV), la mayor de Latinoamérica, construida sobre terrenos de la antigua estación ferroviaria de Buenavista, al norte de la ciudad de México (horarios: lunes a viernes de 8:00 a 19:00, sábados de 10:00 a 19:00 y domingos de 10:00 a 18:00 horas).

Numeralia

  • Superficie del terreno: 37,692 m2

  • Área de la biblioteca: 11,692 m2

  • Área del jardín botánico: 26,000 m2

  • Área de construcción: 44,186 m2

  • Aforo: 4,783 usuarios simultáneos.

  • Visitas anuales estimadas: 4.5 millones.

Diseñada para albergar un millón y medio de volúmenes en el plazo de una década, a razón de la compra de 50,000 nuevos ejemplares al ano (hoy tiene 570,000), no es un mero deposito de libros, sino que constituye el centro neurálgico de una red que agrupa a las 7,010 bibliotecas publicas estatales y municipales, ubicadas en 2,236 de los 2,451 municipios del país, con las cuales está conectada mediante redes de computación y telecomunicaciones para proveerlas lo mismo de documentos y libros electrónicos que de cursos y otros servicios en línea.

En 1987 se determine que la antigua Biblioteca de México, ubicada en La Ciudadela (en el centro del DF), se convirtiera en cabeza de la Red Nacional de Bibliotecas Publicas y ese mismo ano se inicio su remodelación. Como el inmueble (cuya edificación culmino en 1807 y fue sucesivamente fabrica de tabaco, deposito de armas y pólvora, almacén de municiones, taller de armería, cuartel, clínica, laboratorio y bodega de medicinas antes de convertirse en biblioteca en 1946) está considerado monumento histórico, no se le podían hacer las modificaciones necesarias para instalar la infraestructura requerida, además de que el espacio disponible era muy limitado. El proyecto se postergo hasta 2000, cuando el gobierno del presidente Vicente Fox decidió construir una nueva sede para la biblioteca. Eso no implico desmantelar la original, que permanece en funcionamiento y con la cual la nueva trabaja en conjunto (los incunables —libros impresos entre 1455 y 1501—, por ejemplo, se conservan en el edificio de La Ciudadela).

Computadoras y Niños

El proyecto arquitectonico de la nueva biblioteca —muy criticada en los circulillos intelectualoides por su costo, alrededor de 1,300 millones de pesos, invertidos en las obras preliminares, la construcción propiamente dicha, mobiliario, equipamiento y colecciones— fue seleccionado de entre 590 propuestas por un jurado do 20 destacados arquitectos de todo el mundo. Se eligió el del mexicano Alberto Kalach.

Inaugurada el 10 de junio pasado, la BV —cuyo edificio forma parte del Complejo Buenavista, el cual prevé integrar la terminal del tren suburbano entre el estado de México y la capital— tiene 270 metros de longitud y 28 de altura, distribuidos en 4 niveles mas un sótano (habilitado como estacionamiento): —En la planta baja se encuentran los servicios culturales, como el museo virtual, conectado a través de Internet con todos los museos del mundo que cuentan con una pagina en la red de redes —explica Jorge von Ziegler (de 47 anos de edad, casado y con 2 hijos), director general de bibliotecas del Consejo Nacional para la Cultura y las Artes—; en este espacio se puede encontrar, en video y otros formatos digitales, información sobre arte y cultura, así como ligas para consultar revistas y documentos sobre galerías v exposiciones temporales en cualquier rincón del planeta. En ese piso también funciona la fonoteca "Esperanza Cruz de Vasconcelos" —bautizada en honor de la pianista que fuera esposa de Jose Vasconcelos—, la cual ofrece el servicio de préstamo in situ de una colección de 2,000 discos de música clásica donados por la familia del escritor, además de talleres de iniciación musical.

En la misma planta se encuentra la biblioteca infantil, con mas de 15,000 volúmenes y algunas de las 750 computadoras del recinto conectadas a Internet (muchas de ellas donadas por la Fundación Bill y Melinda Gates, que con otros particulares aportaron en total 50 millones de pesos en acervo y mobiliario), consagrada a fomentar la lectura mediante talleres dirigidos a los niños. Cerca de ahí están el centro de idiomas (con cursos interactivos), la sala de novedades (exhibe las ultimas adquisiciones), una cafetería, un área para exposiciones temporales, un auditorio para 520 personas y varias salas de conferencias.

Libros Colgantes

Mas adelante se yergue la estructura de una planta generadora de electricidad para el ferrocarril construida a principios del siglo pasado; hoy esta en proceso de ser convertida en un invernadero. Detrás se encuentra un espejo de agua en el que se reflejan las paredes de cristal del centro de la biblioteca.

En esta misma área esta suspendido el esqueleto de ballena gris que deslumbro a la adolescente Jiménez; traído de la Reserva de la Biosfera del desierto de Vizcaíno, en la península de Baja California, los 137 huesos están decorados con motivos trazados con grafito por el pintor Gabriel Orozco.

El acervo se encuentra en estantes metálicos suspendidos del techo y que abarcan los 3 niveles superiores; en los pasillos circundantes hay distribuidos 4,000 asientos para que los visitantes —quienes pueden escoger por si mismos los libros, pues la estantería es abierta— puedan sumergirse cómodamente en la lectura.

Computadoras

La BV cuenta con 750 computadoras conectadas por Internet a mas de 5,000 sitios y documentos de interés, así como a otras bibliotecas de México y el mundo.

Los volúmenes están distribuidos en 10 áreas temáticas: En el 1er piso se agrupan los textos generales, las publicaciones periódicas, libros de lenguas y diccionarios, enciclopedias, la biblioteca juvenil y un área para personas discapacitadas. Según refiere Alejandra Molina García, coordinadora del museo virtual y de visitas guiadas de la BV, esta cuenta con 470 títulos de primaria impresos en sistema Braille, además de otros servicios para ciegos y débiles visuales, como la búsqueda de materiales en Internet, grabación de materiales en CD para llevar a casa y lectura en voz alta de cualquier material del acervo en sesiones de 40 minutos: — A finales do año dispondremos de 4 impresoras en Braille . — se ufana—, 10 equipos para ampliar en pantalla la tipografía de los textos y 10 computadoras equipadas con escáner y programas capaces de "leer" cualquier libro y traducirlo a audio de alta calidad.

En el 2° piso están los libros de humanidades: religión, literatura, bellas artes, filosofía, sicología, historia y geografía; y en el 3° se concentran los de ciencias naturales, matemáticas, ciencias sociales y tecnología.

En el exterior de la biblioteca (atendida por 260 empleados), en todo el perímetro del edificio, se encuentra un jardín botánico (aun en construcción) que ofrecerá una muestra de la flora del país al tiempo que protege y aísla a la biblioteca del ruido urbano. Aledaña hay una sala de lectura al aire libre y una librería (la más grande del norte de la ciudad, con 40,000 títulos de 500 sellos editoriales).

Nodo Central

Jorge von Ziegler

La tarea mas trascendente de la BV —cuyos servicios son gratuitos será servir como nodo informático central de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas: —Eso implica que además de ofrecer los servicios antes descritos, la Vasconcelos cuenta con una central de sistemas que nos permite dar servicios electrónicos a distancia —explica Von Ziegler—. Al inicio del sexenio, sólo el 2% de las bibliotecas públicas contaban con equipos de computo conectados a Internet; al terminar este año, sumaran mas del 30% (hasta mediados de 2006, ya eran 1,000 las conectadas a la red y otras 1,300 tenían computadoras.

La central informática de la BV también brindara soporte técnico y de monitoreo para toda la red: —Tendremos la capacidad de saber en "tiempo real" en que horario funciona cada computadora de la red —expone Von Ziegler, licenciado en literatura latinoamericana por la Universidad Iberoamericana—, que uso se le da, y si alguna esta descompuesta podremos repararla a distancia, siempre y cuando se trate de problemas de software.

Por el momento, la biblioteca ya tiene en línea un portal digital con mas de 5,000 vínculos a sitios y documentos de interés; paulatinamente se les sumaran nuevas colecciones digitalizadas de la BV y los acervos de otras bibliotecas digitales, con las cuales se firmaran los convenios o contratos correspondientes para poner su material a disposición del publico.

Para evitar que la BV termine convertida en un "elefante blanco", además de dotar a las bibliotecas existentes con el equipo necesario para aprovechar los avances tecnológicos, ya se impulsa la creación de otras 1,000: —Ya contamos con una biblioteca por cada 14,000 habitantes, un avance importante si se toma en cuenta que hace medio siglo, cuando la población era mucho menor, la proporción era de una por cada 240,000 mexicanos —dice Von Ziegler—. Hacen falta muchas mas, complementadas con diversas actividades que faciliten el acercamiento de la gente y les instilen el gusto por la lectura. De otra manera, los libros son tan solo letra muerta.[7]

La Biblioteca Pública José Vasconselos

Enviado por: • Rodolfo Rosas Escobar
(---.prod-infinitum.com.mx)
Fecha: 21 de May , 2006 06:07PM
Foros de la Presidencia de la República

La nueva biblioteca pública, el arca, constará de una sola gran nave donde se articularán las distintas partes del programa.

Este edificio consta de: tres niveles superiores, 1 planta baja y 2 sótanos de estacionamiento.

En el sentido horizontal, en los niveles superiores, los de la biblioteca propiamente dicha, la nave está dividida, por la presencia de 2 grupos de núcleos de servicios en los centroides (mismos donde se plantean las juntas constructivas), en tres partes. - Y, por la existencia de un eje de simetría longitudinal el resultado son 6 secciones, que sumadas a las cabeceras generan las 10 zonas principales requeridas por el programa de los servicios de información:

100-200 filosofía y religión 300 ciencias sociales 400 lenguas 500-600 ciencias puras y aplicadas 700 bellas artes 800 literatura 900 historia y geografía hemeroteca y publicaciones oficiales biblioteca juvenil e infantil

Las áreas para Consulta, Consulta Digital y para los Centros para Usuarios con capacidades especiales orbitan alrededor de los dos centroides. -Mismos en cuyos centros se ubican, en unas mesetas sobre las zonas de guardarropa, los accesos controlados y los mostradores principales de información.

Esta zonificación del edificio, sugerida por la estructura del mismo permite el acomodo diferenciado, pero a la vez interrelacionado de las partes. De esta misma manera funciona, tanto el acervo como las zonas de lectura.

La planta baja, se presenta como recorrido procesional: comienza con un gran vestíbulo y transita por debajo de los niveles de la biblioteca propiamente dicha. Constituye en nivel de intercambio entre las zonas controladas de la biblioteca con las de libre acceso, está flanqueada por los locales de los servicios generales, culturales, especiales y de servicios del complejo, como lo son: un museo, galería, tienda, oficina de correos, célula de e-México, salas de conferencias y oficinas administrativas. Esta calle interior remata con un auditorio para 500 personas y con la sala de lectura informal, misma que mediante una terraza, le da trascendencia al visitante hacia un foro al aire libre, al jardín, a la cafetería y a un invernadero.

El edificio, con un área construida de 60,000 m2 (incluyendo estacionamientos), y con una huella de 10,000 ocupa el 27% del terreno (que tiene 37,000 m2); Así se liberan el 73% para el jardín botánico (2.7 has). Este compacto edificio aloja el programa solicitado de manera generosa; es decir con un margen de hasta 20% más en acervo y 5% más para zonas de lectura.

Los recorridos: La calle interior es la interfase entre la ciudad y la biblioteca. Ahí confluyen los visitantes, tanto desde la plaza de acceso, como desde la renovada Estación Buenavista y el vecindario (esto mediante otra calle interior perpendicular), así como desde los niveles de estacionamiento a través de los elevadores principales. La calle interior principal, la que corre en el eje del edificio, tiene 2 mesetas ubicadas en los centroides. Desde estas se penetra a la biblioteca, a las áreas controladas, a través de arcos de seguridad. A estas mesetas se accede mediante escalinatas o mediante pequeños elevadores centrados para discapacitados. Por esto, los elevadores principales tienes dos posibles recorridos: uno desde los estacionamientos al nivel calle, y otro separado, a través de todos niveles, principales y secundarios de la biblioteca.

Una vez atravesado el umbral de seguridad se le presentan al usuario los módulos y paneles de información; e inmediatamente las zonas de consulta y de consulta digital , así como las áreas para los usuarios con capacidades especiales. Esto ocurre en los flancos de cada meseta y desde estas zonas, son accesibles las 6 secciones principales. Así se despliegan las distintas áreas de conocimiento.

El mismo orden se repite al subir los niveles mediante elevadores o escaleras. La estructura espacial permite distintos amueblados y, conforme el usuario sube, espacios cada vez más recogidos como tapancos aparecen.

Todo esto facilita la organización del acervo, estando este sectorizado, al tiempo que se permite y fomenta la interrelación, la ínter disciplina.

Después de leer esto te darás cuenta, que de electrónico no tiene nada.
Saludos,

Prospectivista: Entendiéndonos a través del Tiempo...[8]

La megabiblioteca “José Vasconcelos” y
la situación actual de las bibliotecas públicas de la ciudad de México

The mega library “Jose Vasconcelos” and
the public libraries current situation in Mexico City

Autores:

  • Lda. Alva Flores Romero (Bibliotecaria, Jefa del Departamento de Catalogación, Biblioteca de las Artes, Centro Nacional de las Artes, México).
  • Lda. María de los Ángeles Ciprés Oliva (Bibliotecaria, Jefa del Departamento de Procesos Técnicos, Biblioteca “Rubén Bonifaz Nuño”, Instituto de Investigaciones Filológicas, Universidad Nacional Autónoma de México, México)

Resumen OBJETIVO: Demostrar que, dadas las condiciones actuales de las bibliotecas públicas en la Ciudad de México, es ilógico pensar en la construcción de una gran biblioteca, pues ésta absorberá el presupuesto indispensable para el mejoramiento de las ya existentes. METODOLOGÍA + Análisis de la información contenida en las fuentes biblio-hemerográficas relacionadas con el tema: - Situación actual de las bibliotecas públicas en la Ciudad de México. - Proyecto de la Mega biblioteca “José Vasconcelos”. + Observación directa para compilar datos y conocer las condiciones actuales de las bibliotecas. + Aplicación de cuestionarios a los encargados de las bibliotecas públicas Delegacionales de la Ciudad de México. RESULTADOS De acuerdo a los cuestionarios–entrevista aplicados a los encargados de las bibliotecas públicas, y a la observación realizada en las bibliotecas visitadas, la situación actual de las bibliotecas es la siguiente: - Las bibliotecas públicas han absorbido en gran medida las funciones de las bibliotecas escolares que son muy escasas. - El personal que labora en las bibliotecas públicas tiene niveles insuficientes de capacitación y escasas oportunidades de superación y profesionalización. - Muchas de las bibliotecas necesitan mejorar sus instalaciones, ya que no tienen luz suficiente, no cuentan con un buen servicio de sanitarios y en general adolecen de los elementos necesarios para crear un espacio agradable. - Teniendo en cuenta este panorama, los encargados de las bibliotecas públicas opinan que no les aportaría ningún beneficio la creación de la mega biblioteca, y que en cambio con ese presupuesto se podrían mejorar muchos aspectos de las bibliotecas de la Ciudad de México. CONCLUSIONES Conforme al objetivo de esta investigación, podemos concluír que en las bibliotecas públicas de la Ciudad de México existen necesidades básicas e importantes que aún no son atendidas por falta de recursos económicos, por lo que resulta ilógico invertir en la construcción de la nueva mega biblioteca “José Vasconcelos”. Falta mucho para que todas las bibliotecas puedan contar con un buen acervo que responda a las necesidades de información de la comunidad, así como tener suficiente presupuesto para la contratación de personal profesional en el área de bibliotecología, como también para la capacitación del personal ya existente. Todas estas carencias han pasado desapercibidas para el Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (CONACULTA), el cual ha impulsado la creación de esta biblioteca como un aspecto de primordial importancia para cumplir con el Programa Nacional de Cultura 2001–2006 olvidando que una biblioteca puede satisfacer más a su comunidad haciendo poco y bien, que haciendo mucho y con deficiencias. RECOMENDACIONES - Que el CONACULTA establezca prioridades con base en las necesidades reales de la Red Nacional de Bibliotecas Públicas. - Que no se ignoren el diagnóstico y planes de trabajo correspondientes a la Red Nacional de Bibliotecas Públicas ya presentados en el Programa Nacional de Cultura 2001–2006, los cuales forman parte del Plan Nacional de Desarrollo, pues éstos se realizan precisamente con el fin de identificar las debilidades de un proyecto o institución y establecer líneas de acción para subsanarlas.

Abstract OBJECTIVE: To demonstrate, according to the present-day conditions of public libraries in Mexico city, how illogical is thinking about the creation of a large library which will use up the required financial statement to improve/ for the improvement of the already present libraries. METHODOLOGY + Analysis/examination of the information included in the bibliographical sources as well as in the periodical publishings (newspapers and magazines) related to these issues: -The current condition of the community libraries in Mexico City -The project of the mega library “Jose Vasconcelos” + Straight observation to compile data as well as being acquainted with the current situation of the libraries + Application of tests to the staff in the community libraries that belong to the different districts of Mexico City RESULTS According to the applied test and interviews with the staff in the different community libraries, and the observation registered in the visited libraries, the current state of these ones is the following one: - Public libraries have absorbed on a great scale the functions of school libraries which are limited - The public libraries staff does not have enough preparation in addition to the limited opportunities of self-improvement and academic training. - Many libraries need to have better installations, electricity service is inadequate, these libraries do not have adequate plumbing (rest rooms). In general, libraries need essential elements to create a pleasant environment. - Taking into account this panorama, the public libraries staff expresses there would be no benefit with the creation of a large library, instead many aspects of the community libraries in Mexico City could be improved with the budget of the mega library. CONCLUSIONS According to the objective of this research, we conclude that in community libraries there are essential and important necessities which have not been taken into account because of the lack of financial resources. In consequence it would be illogical to invest in the creation of the new large library “Jose Vasconcelos”. It is still a long way until all libraries can have a common book wealth which meets the need of informing the public. It is also significant to count with budget to hire qualified personnel for working in libraries as well as the training of the staff which is already employed. All these limitations have been omitted by the Culture and Arts National Council (Consejo Nacional para la Cultura y las Artes CONACULTA), this council has promoted the creation of this large library as an aspect of primordial importance to carry out with the National Plan of Culture 2001-2006 (Programa Nacional de Cultura). The council has forgotten that a library can satisfy its community by doing less but fine than doing more but with its limitations. RECOMMENDATIONS -CONACULTA should establish priorities based in the real needs of the Public Libraries National Network (Red Nacional de Bibliotecas Publicas). -The diagnostic and the work strategies should not be ignored. They correspond to the Public Libraries National Network already presented in the National Plan of Culture 2001-2006 which in turn belongs to the National Plan of Development (Plan Nacional de Desarrollo). They are realized so that the weaknesses of a project or institution are identified and at the same time actions can be taken to correct them.

Bibliografía AMADOR, Judith. And PONCE, Roberto. Megabiblioteca, el descontento. Proceso, Jul. 7, 2003, p. 60-61 Consejo Nacional para la Cultura y las Artes (México). 2001. Programa nacional de cultura 2001-2006: la cultura en tus manos. México: El consejo, 213 p. Encuentran confusión en plan modernizador. Reforma, Dic. 3, 2002, p. 3C Hay déficit de bibliotecarios en México Nahum Pérez. El Universal, Jun. 13, 2001, p. F1-F2 PALACIOS, Cynthia. Analizarán retos de bibliotecas. El Universal, Jun. 7, 2001, p. F1 Piden nuevo edificio para “megabiblioteca”. Reforma, Dic. 3, 2002, p. 3C PONIATOWSKA, Elena. Buenavista, en vías de volverse un monumento a la vanidad. Jornada, Jun. 10, 2003, no. 1391, p. 2ª, 4a PONIATOWSKA, Elena. La lectura en voz alta es mejor que un edificio apantallador. Jornada, Jun. 11, 2003, no. 1391, p. 3a Sigue “megabiblioteca” modelos nórdicos. Reforma, Jul. 7, 2003, 3C Tachan de equívoco crear mega biblioteca. Reforma, Jul. 17, 2002, p. 2C.[9]

Otros enlaces de interés relacionados:

Hit Counter

[1] Martínez Norma-Consejo Nacional para la Cultura y las Artes. "Biblioteca de México José Vasconcelos". (Documento Web). junio 2001.
http://www.cnca.gob.mx/cnca/nuevo/2001/diarias/jun/120601/biblimex.html. 8 de octubre de 2006.

[2] Secretaría de Educación Pública. "La Biblioteca "José Vasconcelos" cumple el Proyecto de Fomentar la Lectura: RTG". (Documento Web). mayo de 2006.
http://www.sep.gob.mx/wb2/sep/sep_Bol1500506. 8 de octubre de 2006.

[3] Biblioteca Vasconselos. "Bienvenido a la Biblioteca Vasconcelos". (Documento Web). 2006.
http://www.bibliotecavasconcelos.gob.mx/. 8 de octubre de 2006.

[4] Grupo Difusión Científica. "Bienvenidos a la Biblioteca Vasconcelos". 2006.
http://200.78.235.177/josevasconcelos/. 8 de octubre de 2006.

[5] Ciudad México. "Biblioteca José Vasconcelos". 2005.
http://www.ciudadmexico.com.mx/atractivos/biblioteca_vasconcelos.htm. 8 de octubre de 2006.

[6] Se Piensa. "Del siglo XX. Un país lleno de bibliotecas". 2006
http://sepiensa.org.mx/contenidos/h_mexicanas/s.xx/biblio/biblio_1.htm. 8 de octubre de 2006.

[7] Pineda Cristina (octubre 2006). "La sorprendente Biblioteca Vasconselos". Revista mensual. Contenido. octubre de 2006. Distrito Federal. México.

[8] Rosas Escobar Rodolfo-Foros de la Presidencia de la República. "La Biblioteca Pública José Vasconcelos". Mayo 2006.
http://www.foros.gob.mx/read.php?29,165320. 8 de octubre de 2006.

[9] Flores Romero Alva, Ciprés Oliva María de los Ángeles. "La megabiblioteca “José Vasconcelos” y la situación actual de las bibliotecas públicas de la ciudad de México". 2006. http://cicic.unizar.es/ibersid2004/Resumenes/LamegabibliotecaJoseVas.htm. . 8 de octubre de 2006.

Inicio de la Página

[Diplomado SPC]  [Documentos SPC]  [Foro Permanente SPC]  [Enlaces SPC]  [Enlaces] [Lo Nuevo]  [Materias de Estudio] [PRONAD-SIIA]  [SPCU]

Principal Contenido José Vasconcelos Proyecto Biblioteca Sociedad de la Información

Buscador de la Página

Google
 
Web www.joseacontreras.net
www.miaulavirtual.com.mx


Éste correo es atendido por:
[joseacontreras.net] [miaulavirtual.com.mx] [miaulavirtual.com]
Copyright © 2006. Reservados todos los derechos.
Revisado: Sunday, 29 de October de 2006 02:48:18 AM